Tout sur le certificat d’efficacité énergétique

Entradas

Muchas son las dudas que genera el Certificado de Eficiencia Energética, fundamental a la hora de alquilar o comprar una vivienda. Te explicamos todo lo que debes saber sobre ello.

Diversas directivas europeas, entre las que se encuentra la Directiva 2010/31/UE, de 19 de mayo de 2010, regulan lo relativo a la eficiencia energética de los edificios, por lo que la normativa española se ha adaptado a ello mediante el Real Decreto 235/2013, de 5 de abril y el Real Decreto 564/2017, de 2 de junio.

Muchas son las dudas que se han generado desde entonces sobre el Certificado de Eficiencia Energética de los edificios ya existentes o de nueva construcción, que surge de toda esta normativa y resulta fundamental a la hora de alquilar o comprar una vivienda. Te explicamos todo lo que debes saber sobre ello.

Desde el 2013, en España, se exige que el propietario de un inmueble a la venta o en régimen de alquiler ponga a disposición de compradores o arrendatarios el Certificado de Eficiencia Energética (CEE), ya sea de todo el edificio o de parte de él, según se trate de un piso, un chalet, una oficina, un bajo comercial, etc.

Este certificado energético es un documento oficial, emitido por un técnico certificador, en el que consta la identificación del edificio, piso o local; el procedimiento elegido para obtener la calificación energética, la información relativa a las características energéticas del inmueble, así como la descripción de las inspecciones y pruebas realizadas por el técnico; la calificación de la eficiencia energética con su etiqueta correspondiente; y una relación de las medidas recomendadas por el citado técnico para la mejora de la eficiencia energética.

Todas las certificaciones emitidas han de estar dadas de alta en el Registro general, de carácter público, adscrito a la Secretaría de Estado de Energía, del Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital.

¿Cómo se puede obtener?

Para obtener el CEE, el propietario del inmueble debe solicitarlo al arquitecto, arquitecto técnico o ingeniero que desee, y que sea competente en la materia. Además de las empresas especializadas que ofrecen estos servicios, también es posible consultar los listados públicos en los colegios de arquitectos de aquellos profesionales que realizan la emisión de certificados . Debes saber que el coste de estos servicios no está regulado por el Gobierno, de manera que cada empresa puede cobrarte la tarifa que estime oportuna, por lo que es conveniente que pidas presupuesto y siempre te asegures de que se trate de un técnico calificador oficial.

El técnico certificador revisa el inmueble y sus instalaciones, tras lo cual establece el consumo anual estimado necesario para cubrir la demanda energética en unas condiciones generales de ocupación, teniendo en cuenta el agua caliente, la calefacción, la iluminación, la ventilación y la refrigeración. A continuación, emite el certificado y le asigna una etiqueta que incluye la calificación energética. En todo caso, este certificado ha de darse de alta en el Registro correspondiente de cada comunidad autónoma para que tenga validez.

Cuando el propietario del inmueble obtiene el CEE, se le facilita la etiqueta de eficiencia energética, que deberá incluir en las ofertas, promociones y todo tipo de publicidad que realice para venderlo o arrendarlo.

La etiqueta energética califica la eficiencia del inmueble por medio de siete letras, cada una de las cuales tiene un significado distinto. Así, la letra A es la que determina que es lo más eficiente posible y la letra G que es el menos eficiente.

FUENTE: Ministerio de Energía y desarrollo sostenible

Le puede interesar…

Menu
Abrir chat
1
¡Hola!
¿En qué podemos ayudarte?